“Oniros aparecía”

Como el que espera desvelado a que le sobrevenga el sueño, pero no me refiero al estado fisiológico en sí mismo, sino a la incipiente desazón causada por la ausencia y el retraso de la llegada de “Oniros”, hijo de “Hypnos”, dios del sueño.

Yo, que ansío tu llegada entre sábanas de duermevela, mis ojos cansados no consiguen entrever cuando será el momento de sucumbir a tu abrazo.

¿Porque te retrasas tanto? La oscuridad de la noche es mi única compañía, y el sonido de la lluvia golpeando las ventanas me mantiene en la vigilia.

¿Será culpa de tu padre, Hypnos te retiene? ¿O tal vez será Thanatos, dios de la muerte digna?

Pero no es momento de acudir ante ese triste destino, pues yo deseo desde mi alma recorrer junto a ti, los mil sueños oníricos que cada noche me regalas.

Pero las horas pasan y la noche negra me susurra cada minuto que pasa; –”Duerme, duerme, ¡si dormir puedes!, ¿o acaso no sabes que la lluvia cesa la sinfonía, para dejar que te duermas en dulce armonía?-

¡Y tan pronto la noche me habla!…, mi cuerpo y mi mente pasan a la otra orilla, porque sin darme cuenta estás ahí, ¡Oniros!,…

¡esperando mi llegada!.

Aquí y ahora no es de noche ni de dia, mi conciencia no lo admitiría, la ensoñación posee mi alma y mi cuerpo ya no veía, por eso mi subconsciente es lo único que poseía.

Tu mano junto a la mía recorren impacientes el largo camino de lirios y amapolas, ¡que bello eres si me miras! ¡pero qué extraño me resultas cuando al girar, la mirada evitas!

Despertar no quiero de esta dulce fantasía, porque el temor me corroe al pensar que te perdería.

–¡Escucha Oniros, las flores cantan una dulce melodía!–

¿Será para acompañarnos en nuestro ilustre caminar hacia el templo de los sueños, donde allí te amaria?

Un coro de voces nuestra atención nos reclama para avisar con vehemencia la inminente llegada.

Un gran portal con flores de plata espera nuestra llamada, pues es menester nuestra presencia para abrir esta morada.

Pon tu mano junto a la mía sobre las puertas de nuestra futura vida, no te asustes, rey de los sueños, al otro lado será de noche y despues de dia.

¡Oniros, de dios y rey sigues vestido! ¡Despójate de tus blasones y de todas tus insignias, pues allá donde vamos no hacen falta distintivas!

¡No mires atrás, vida mia, no sientas nostalgia, sino sabiduría, porque el fin ha llegado, para mostrarte ante tus ojos lo que tanto te prometía!

¡Mira Oniros, mira! Un hogar lleno de vida, prados verdes en la lejanía, y montañas coronadas de blanca nieve a mediodía.

Que tranquilidad sosegada en la noche nos aguarda, para que no tengas que divagar nunca más entre sueños y alabanzas.

Las puertas están abiertas para darte la oportunidad de dejar todo esto en la lejanía y pasar a formar parte de lo que es costumbre mia.

–Soy Oniros, rey de sueños y dios de alegorías, este es mi lugar de reposo mientras tu vida guías, y solo en la noche mientras duermas sere tu súbdito enamorado de todas tus fantasias–

–¡No sueltes mi mano Oniros! ¡Aferrate a mi como la raíz a la tierra! ¡No lo vuelvas a hacer, sino me doleria, como una rosa arrancada de su tallo y de su vida!

–Adiós, o hasta pronto si lo deseas, Oniros regresa a su templo de alegorías, perseidas y hadas, los dioses reclaman mi presencia para rendir cuentas en esta ausencia, pero no olvides amor mio, que mi mundo es el tuyo, y que tu siempre serás mi señor, mi rey y mi dios.–

¡Tic, tac, tic,tac, tic, tac! ¡Que molesto es el compás del tiempo que me sobresalta en la mañana, ha dejado de llover y el rocío reposa en las hojas como perlas amarillas.

Otra mañana más despierto en mi almohada y una lágrima cae por mi mejilla, para recordarme una vez más,…

que tuve un sueño,…

en el que Oniros,…

aparecía11005113_1782029142022144_424588504_n

La Residencia

El crujir de las hojas les recuerda lo solos que están. Menos mal que el jardinero de vez en cuando les da conversación. Aun así, al tiempo se le a atascado la manecilla de las horas y todo pasa en interminable letanía. Parece que el ocaso solar sufra monotonía perezosa y el paisaje forme una masa uniforme de sombras chinescas. Pero allí siguen ellos en el jardín; con su manta para no coger frio e ignorando las advertencias de la enfermera. La espera se hace interminable y la ambulancia se retrasa. Ellos solo quieren despedirse de su amigo. Tal vez a partir de esta noche, duerman con otra cama vacía.

Olvidos

Caminó hacia la luz y justo en el momento de abandonar su vida para siempre pensó: “mierda, me he dejado el móvil”

La última cena

esqueleto pez

 

Se asomó sola por la escotilla para ver amanecer, oteando el horizonte a la espera de la luz divina que le redimiera de su pecado. La marea provocó en el catamarán un vaivén de recuerdos que aun la atormentaban. Arriba: el y su desprecio. Abajo: ella y su resignación. Arriba: el y sus insultos. Abajo: ella y su cabeza gacha. Arriba: el y sus patadas. Abajo: ella y su pavor. Arriba: el exigiendo una buena cena. Abajo: ella prometiendo un buen pescado. Arriba: su cadáver rodando por el suelo. Abajo: los restos del pez globo al que no le quito el veneno.

Deseos

zzz-calle-de-alepo-tras-combates1

 

Cerró los ojos y sopló las velas. Lo siguiente fue volver a abrirlos y comprobar que sus deseos no se habían cumplido.

Su primer deseo era desaparecer de allí; pero seguía sentada en medio de un salón lleno de polvo y escombros.

El segundo: que la gente fuese feliz; pero las caras de sus amigos parecían mascaras grotescas desfiguradas por el terror y el espanto.

El tercero y mas decepcionante fue que apenas reconocía el cuerpo débil y lastimero de su madre derramar lagrimas de sangre por la muerte de su padre.

El ultimo: que dejaran de llover bombas sobre su barrio de Alepo.

FANTÁSTICO LOFT EN MEDIO DE LA NATURALEZA. Si te apetece desconectar, te recomiendo este lugar. Echa un vistazo a este anuncio en Airbnb, Loft con encanto, Altea (Alicante)

http://abnb.me/EVmg/F43PEGYFjB

La estampida

Entre vítores, aplausos y algarabía, la carrera avanza por la calle acordonada.

Gradas llenas de espectadores, banderines, bocadillos y refrescos.

Todo listo para pasar un gran día.

Pero de pronto todo cambia. El jolgorio se convierte en estampida.

La carrera se entremezcla con empujones, pisotones y gente herida, pues alguien grito a un muchacho ya en la lejanía;

– ¡He chaval, te dejaste olvidada en el suelo la mochila!

Homicidio involuntario

maxresdefault

El armario donde acababa de encerrar a su muñeca estaba justo al lado del espejo de su camerino. Rápidamente se desmaquilló para borrar la mascara de ventrílocuo que tantos éxitos le había dado. La policía no tardaría en llegar y quería mostrarse tal y como era.

Aún podía sentir en el estómago las irónicas palabras de su muñeca. Aún resonaban en sus tímpanos las fatales carcajadas de aquellas dos espectadoras muertas de la risa; “literalmente”.

Los gendarmes irrumpieron sin previo aviso y negándole el saludo le dijeron:

–Ante la evidencia de los hechos, debemos detenerle por doble asesinato.

Y el, apesadumbrado respondió: –Esta ahí dentro, se la pueden llevar.

La despedida

soldado

Para implorarle que vuelva a casa y antes de que despierte, Ana usa agua bendita para plancharle el pantalón y la camisa. Intenta que al doblarlos sus manos temblorosas no dejen ni una arruga.

Le limpia las botas y se las deja como nuevas a los pies de su cama. Tragándose sus lágrimas coge el casco y quita como puede los restos de arena que tanto odia. Mientras observa como duerme inhala compungida la pena que la asfixia y exhala el sacrificio de seis meses sin su hijo en Afganistan.

LA LUZ DE SUS OJOS

hermoso-camino-de-otoño-fantastic-autumn-landscape-1920x1200-wallpaper-fondo.jpg

 

Observa mas allá de lo que tus ojos no ven y verás las hojas que destiñe el otoño, caer al abrigo del viento que las mece en un vaivén de recién nacido.

Podrás ver sin ver los delgados troncos de sus árboles cuya infinita hilera va menguando hacia lo lejos, para acabar apuntando el camino que se abre ante nosotros.

Podrás sentir el cálido abrazo de un atardecer anaranjado que baña de templanza una acuarela de dorados, verdes y marrones casi negros.

Observa más allá de lo que tus ojos no ven y verás estrechos puentes de luz celestial atravesar entre los arboles de lado a lado del camino.

Verás si ver, las pequeñas esporas flotar en suspensión en su viaje ascendente, para acabar difuminadas en una mezcolanza de ramas y hojas verdes formando una gran bóveda.

Verás más allá de un cielo azul que apenas se distingue entre los pequeños resquicios que deja libres, la enmaraña del bosque; que atrapa en sus brazos la luz que consigue invadir sus dominios.

Camina a mi lado, no tengas miedo, que aunque no puedas ver, conmigo andarás el camino.

Camina a mi lado, amigo mío, que aunque no puedas ver, yo seré la luz que ilumine tu vida, yo seré la luz…de tus ojos.

Dedicado a todos los que aman la escritura/ lectura. 

Para felicitaros el año os invito a que leáis este intenso poema del gran poeta considerado el padre del verso libre, Walt Whitman



NO TE DETENGAS
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,

que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesías

sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,

nos enseña,

nos convierte en protagonistas

de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:

Tu puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,

porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:

el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

Huye.

“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,

dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,

pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.

Vívela intensamente,

sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro

y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.

Las experiencias de quienes nos precedieron

de nuestros “poetas muertos”,

te ayudan a caminar por la vida

La sociedad de hoy somos nosotros:

Los “poetas vivos”.

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …